Ayer finalizó la VII Power-Gol Cup 2016 con la disputa de las semifinales y las finales de esta edición. Un torneo emocionante, con mucha expectación y que llenó durante todos los días el Municipal de Cornellà para ver a las mejores canteras a nivel nacional e internacional. Eso sí, solo dos pudieron salir vencedoras y estas fueron la del FC Barcelona y la del RCD Espanyol.

En la categoría de los mayores, el RCD Espanyol firmó un campeonato brillante. Sumó los 15 puntos en un grupo donde se enfrentó a RCD Desportivo de la Coruña, Valencia CF y Sampdoria entre otros. En los cruces se encontró con el vigente campeón, el Sevilla FC, del cual se deshizo en penaltis e hizo lo mismo en semifinales contra el FC Barcelona. Ya en la gran final contra el Málaga CF, un solitario gol de Wuory Mballo decantó la balanza para el conjunto perico.

En la categoría B, jugadores alevines del 2006, el título fue para el FC Barcelona. El equipo entrenado por David Sánchez fue un ciclón en la final, donde se impuso por 6 goles a 0 al Gimnàstic de Manresa. Antes selló una fase de grupos con pleno de puntos, 9 de 9, y en los cuartos de final se impuso al Celta de Vigo. Su billete a la gran final de la categoría lo consiguió deshaciéndose del Villarreal CF.

¡Muchas felicidades a ambos conjuntos y muchas gracias al resto de equipos por su particación!

Play football and be happy.